Transmisión


Un conjunto de líneas de transmisión interconectadas a subestaciones, cortando varias regiones geográficas de Brasil, forma lo que comúnmente se llama Sistema de transmisión. La red básica de FURNAS es configurada en líneas con tensiones de 138, 230, 345, 500, 750 y ± 600 kV, que pasan por ocho estados y el Distrito Federal.

El Sistema FURNAS es supervisado de manera general por el Centro de Operaciones del Sistema, en articulación con los centros de operaciones regionales. La información de las más remotas áreas regionales es transmitida por medio de tecnologías de comunicación que llevan a estos centros de operación un panorama en línea completo de todo el sistema, usando sistemas computacionales a tiempo real (SOL) y tecnologías videowall de última generación.

Los centros de operación regionales tienen como principales tareas la coordinación de maniobras y la normalización del sistema eléctrico tras eventuales perturbaciones. Ellos son:

  • El Centro regional Minas, ubicado en la Central hidroeléctrica de FURNAS, en cuya área de responsabilidad se incluyen las centrales del Río Grande;

  • El Centro regional Rio, ubicado en la Subestaciónd e Jacarepaguá, en cuya área de responsabilidad se encuentran los ramales de alimentación de los Estados de Rio de Janeiro y Espírito Santo;

  • El Centro regional São Paulo, ubicado en la Subestación de Campinas, con responsabilidad sobre los ramales de alimentación del gran São Paulo y el Sistema de transmisión proveniente de la Central hidroeléctrica de Itaipu;

  • El Centro regional Goiás, ubicado en la Central de Itumbiara, en cuya área de responsabilidad se destacan los ramales de alimentación a los Estados de Goiás, Mato Grosso, parte de Tocantins y del Distrito Federal.

El Centro de Operación del Sistema y el Centro de Supervisión de Telecomunicaciones se encuentran en Rio de Janeiro.


Sistema Itaipu
 

Entre los emprendimientos construidos y operados por FURNAS, se destaca el Sistema de transmisión de Itaipu, integrado por cinco líneas de transmisión, que cruzan 900 km desde el Estado de Paraná hasta São Paulo. Este sistema posee tres líneas con corriente alterna de 750 kV y dos líneas con corriente continua de ± 600 kV, necesarias para sortear el problema de diferentes frecuencias usadas por Brasil y Paraguay.